Controlar indicadores de rendimiento en una startup

La primera piedra para el éxito de una startup —y de cualquier proyecto— es tomar las decisiones correctas. Y en la economía digital, donde (casi) todo se puede y se debe medir, la dirección de la startup debe comprender cuáles son los indicadores fundamentales del desarrollo. Es fundamental monitorizar KPI en startup para lograr el éxito empresarial.

Monitorizar KPI en una startup

Un principiante puede cometer el error de analizar indicadores de negocio que no aportan información de valor. Pero cuanto antes se detecte cuáles son los indicadores relevantes, antes serán útiles al negocio las métricas.

El rendimiento del proyecto no puede calcularse de una forma subjetiva. Es incorrecto dejarse llevar por sensaciones y valorar un desarrollo como bueno, malo o regular. Eso vale para el colegio, pero no para dirigir un proyecto empresarial. Así pues, hay que monitorizar algunos indicadores claves de rendimiento, los célebres KPIs.

Qué es un KPI

Los factores que revelarán la situación actual de un proyecto son los KPI (del inglés Key Performance Indicators) o Indicadores Clave de Rendimiento. Se trata de valores que ayudan a comprender la situación de la empresa en cuanto a varios aspectos, dependiendo del indicador que se referencie. Así podemos medir la situación económica, el éxito de una acción estratégica o la progresión en el desarrollo de un plan de marketing. De ahí que para que un KPI sea eficaz primero debemos trazar claramente un objetivo a medir, y posteriormente seleccionar el indicador que puede ayudarnos a comprender la evolución hacia el alcance de ese objetivo.

Cualquier valor que podamos medir de una forma continuada en el tiempo puede convertirse en un indicador interesante. Dependiendo del objetivo, los KPI variarán y la dirección del proyecto deberá decidir cuáles son los adecuados para medir el progreso hacia el objetivo marcado.

Monitorizar los Indicadores Clave de Rendimiento

Una vez comencemos a analizar los datos de la startup estaremos en disposición de tomar decisiones. El tiempo en que los negocios se regían por corazonadas ya pasaron a la historia, bien bien atrás. Los valores medidos son los únicos que indican la trayectoria que está siguiendo el negocio.

La elección de los KPIs a medir regirá la calidad de las decisiones que se tomen tras su análisis. Es muy importante saber qué indicadores son relevantes y centrarnos en ellos.

Además, tan importante como elegir buenas métricas es prestar atención al periodo de tiempo estudiado. Dependiendo de cuál sea nuestro modelo de negocio deberemos analizar ciertas franjas temporales para evitar distorsiones causadas por la estacionalidad o por cualquier otra anomalía.

Por último, los dirigentes de una startup no deben poner el foco exclusivamente en los números. Los KPI son importantes en su contexto y por lo que indican respecto a la trayectoria del negocio. De ahí que sean tan importante su valor numérico como su traducción a lo que ello implica para el éxito del proyecto. Los indicadores, sin análisis, son meros valores de resultados fruto de acciones estratégicas. Son útiles cuando los ponemos en contexto y se ve la foto completa.

Qué es tener éxito en una startup

El objetivo que se busca al fundar una startup puede variar de un emprendedor a otro, pero creo que todos coincidirían en algunas características comunes para considerar que el negocio prosperará, que sea:

  • Sostenible
  • Escalable
  • Rentable
  • Replicable

Hay más características, pero estas cuatro son buena muestra de que el negocio es próspero. Recuerda que hablamos de una startup y no de otro tipo de negocios.

Conclusión

Una startup debería medir, como mínimo, los indicadores que considere fundamentales para su estrategia. La mayoría serán indicadores digitales ya que el ámbito online es cien por cien medible. Pero también pueden aparecer algunos datos offline que son interesantes controlar.

El examen constante de KPIs es tan aconsejable a pequeñas empresas como a negocios colosales. El tamaño del proyecto no condiciona la utilidad de la medición. Monitorizar KPI en startup permitirá corregir errores y comprobar que la estrategia es la acertada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *